Menopausia

Menopausia

La menopausia es una transición natural que ocurre conforme las mujeres salen de sus años de fecundidad. Más temprano como a mitad de los 30, los niveles de estrógeno pueden comenzar a disminuir ocasionando sofocos, sudores nocturnos, trastornos para dormir, cambios de humor y, desde luego, resequedad vaginal. A través del tiempo, la mayoría de los síntomas, como sofocos y sudores nocturnos, desaparecerán, pero los niveles menores de estrógeno y su efecto en nuestra piel continuarán por el resto de nuestras vidas. La resequedad vaginal continúa después de la menopausia y tiende a empeorarse a través del tiempo.

Replens™ Humectante es especialmente útil en este momento de la vida ya que ayuda a reponer la hidratación vaginal, adhiriéndose a células secas, compactadas y proporcionando una hidratación continua hasta que estas células se regeneran naturalmente (alrededor de cada 3 días). Esto permite que los tejidos vaginales absorban la hidratación dejándolas hidratadas y rejuvenecidas.

Para mayor información sobre la menopausia y síntomas relacionados, lea lo siguiente:

La mayoría de las mujeres experimentan la menopausia como una transición que ocurre durante el curso de muchos años. Hay tres etapas de la menopausia:

  • Peri-menopausia – 5 a 10 años antes de la menopausia real cuando los signos físicos de menopausia comienzan debido a fluctuaciones hormonales. Los síntomas frecuentemente avanzan de ligeros a pesados durante este periodo de tiempo.
  • Menopausia Real – el día que una mujer no ha tenido su periodo durante 12 meses.
  • Posmenopausia – Técnicamente, la posmenopausia se refiere a todos los años de vida después de la menopausia real. Sin embargo, la mayoría de los síntomas ocurren realmente y frecuentemente aumentan en severidad durante los 5 a 10 después de la menopausia real. Algunos síntomas pueden continuar a través del resto de la vida.

Edad Promedio de Menopausia Real (12 meses sin un periodo): 51
Rango de Edad Típico de Menopausia Real: 40 a 58
Rango de Edad Típico de Síntomas de Menopausia: 35 a 65 (algunas condiciones pueden continuar por el resto de la vida)


Los Síntomas más comunes de la Menopausia:


Sofocos – La Menopausia afecta el hipotálamo y su capacidad para regular la temperatura corporal. Hasta 90% de las mujeres experimentan sofocos que típicamente involucran enrojecimiento de la cara y el cuello con la sensación de estar caliente algunas veces con palpitaciones y seguido por frío. Más del 67% de mujeres tienen sofocos durante la peri-menopausia y algunas mujeres tienen sofocos bastante después de la menopausia en sus 70 años. En promedio, las mujeres experimentan sofocos durante un periodo de 3 a 5 años antes de que comiencen a disminuir.

Sudores Nocturnos - Más del 50% de las mujeres experimentan sudores nocturnos, sofocos, con sudor en la transpiración que ocurre en la noche ocasionando frecuentemente trastornos en el sueño. Más del 30% tienen sudores nocturnos durante la peri menopausia y 42% reportaron sudores nocturnos aún 3 años después de la menopausia real.

Insomnio/Trastornos del Sueño - Casi todas las mujeres menopáusicas reportan problemas para dormir en algún punto durante la transición. Puede tomar la forma de inquietud, teniendo problemas para dormirse o despertando varias veces durante la noche. Los sudores nocturnos también pueden contribuir al problema. Los problemas se elevan durante los periodos de fluctuaciones hormonales y las inquietudes ocasionales pueden continuar por el resto de la vida.

Pérdida Ósea - Puede ocurrir hasta un 20% de pérdida ósea en la vida de una mujer en los años inmediatamente después de la menopausia real (etapa posmenopáusica).

Periodos Irregulares - 90% de las mujeres experimentan años de periodos irregulares, erráticos durante la transición de la menopausia.

Sequedad Femenina - Durante y después de la menopausia, la disminución en los niveles de estrógeno puede ocasionar que los tejidos vaginales se vuelvan delgados, secos y menos elásticos. Sin tratamiento, el problema puede empeorar y los tejidos se pueden inflamar – una condición llamada vaginitis atrófica. La sequedad femenina, ya sea leve o severa, puede ocasionar dolor durante la intimidad e incomodidad, comezón, irritación, aún entre las que no están sexualmente activas. Esta condición afecta a más del 25% de mujeres menopáusicas y puede continuar por el resto de la vida.

Infecciones Vaginales /UTI - Además, de los problemas de sequedad femenina mencionados anteriormente, la pérdida de estrógeno resulta en un aumento del pH vaginal. Estos factores ocasionan que las mujeres menopáusicas y posmenopáusicas estén más sensibles a infecciones vaginales y urinarias.

Incontinencia Menor - La falta de estrógenos puede ocasionar el adelgazamiento del revestimiento de la uretra, la salida de la vejiga. Esto hace que las mujeres menopáusicas y posmenopáusicas estén más propensas a episodios ocasionales de fugas de orina. Con el envejecimiento, se pueden debilitar los músculos pélvicos circundantes y pueden ocasionar que el problema se empeore y posiblemente se convierta en incontinencia urinaria. Hasta 30% de las mujeres en su media vida tienen incontinencia urinaria, muchas más experimentan fugas urinarias ocasionales.

Cambios de Humor/Irritabilidad - Los expertos médicos creen que los cambios de humor e irritabilidad asociados con la menopausia están relacionados principalmente al insomnio y trastornos de sueño. Algunas mujeres pueden aún no estar conscientes de la frecuencia de trastornos de sueño leves que ocurren a través de la noche y alteran la calidad del sueño. Los cambios de humor e irritabilidad también pueden estar relacionados con la percepción de una mujer de las fluctuaciones y reacciones hormonales a otra incidencia de síntomas. Sin embargo, muchas mujeres y sus familias, reportan cambios de humor e irritabilidad como síntomas comunes a través de la transición de la menopausia.

Recursos: La Sociedad Norteamericana de Menopausia es una buena fuente si desea más información sobre la menopausia: http://www.menopausia.org/for-women

x

Uso de Cookies

En Replens utilizamos cookies y/o web beacons para facilitar el uso de nuestras páginas web y adaptar su contenido para que te resulte más útil. Ninguna información que recopilamos te identifica personalmente. Al navegar por esta página, aceptas el uso de cookies.